lunes, 19 de septiembre de 2016

Aclaraciones sobre la agenda y los deberes

Dado que hay dudas sobre la utilización de la agenda y el tema de los deberes vamos a intentar aclararlo.

En cuanto a la agenda es una vía de comunicación del colegio con las familias, además del uso poco a poco responsable que tienen los alumnos de escribir las tareas en ella. Si las familias nos hacéis un escrito se lo debéis comunicar a los niños para que nos lo digan ya que no vemos cada una de las mismas todos los días, al igual que nosotras hacemos lo mismo cuando os escribimos alguna nota. Si alguna de las notas no está firmada es porque vuestros hijos no nos lo han hecho saber.

En la agenda los niños copian la tarea a realizar por la tarde. Estos días están siendo fichas para reforzar un poco lo aprendido en clase pero otros días serán libros o incluso  los cuadernos. Algunos niños llevan la ficha de deberes hecha a casa porque les ha dado tiempo a terminarla y hay otros niños que se llevan la de deberes más lo que no han terminado. Este fin de semana por ejemplo también se han llevado el cuadernillo de science para repasar y afianzar las palabras que hemos aprendido de las partes del cuerpo. Las tareas siempre hay que devolverlas al día siguiente.

Por último, queríamos aclarar que los contenidos que hay tanto en el libro de inglés como en los de science no los hemos decidido nosotras y que detrás de ellos hay una ley que es la que nos impone lo que debemos de dar en nuestras clases, sabemos que son exigentes pero nosotras lo intentamos hacer de la forma más gradual posible y aunque sea duro el cambio no hay muchas soluciones.

Esperamos haber solventado sus dudas.

1 comentario:

  1. Gracias por las aclaraciones, somos conscientes de que ustedes no ponen los contenidos (nos referimos al inglés y ciencias), como también somos conscientes de que el cambio entre infantil y primaria es brutal, pero nos parece que el que haya aprobado estos temarios se ha excedido para niños de 6-7 años. Está claro que un colegio bilingüe debe de exigir en estos menesteres, faltaría más, pero viendo los temarios, estamos seguros de que hay padres que incluso les costaría trabajo el seguirlos, sobre todo en los últimos temas coincidiendo con la finalización del curso. Llegará un momento en que habrá padres que no puedan seguir con las ayudas y los ritmos de trabajo, bien por desconocimiento del idioma o bien porque los contenidos se irán volviendo más difíciles con el paso del tiempo (no solo en este curso sino también en posteriores). Y vendrá la frustación, primero de ellos, y a posteriori del niño, y posiblemente le seguirá un probable fracaso escolar que pueda repercutir en él en el futuro. Quizás estemos siendo un poco pesimistas en estas apreciaciones, pero esa pueda ser la base de esos futuros fracasos, es decir, la poca o nula perspectiva que tiene el legislador, y por ende, el técnico que le asesora y aconseja en la elección de los temas.

    ResponderEliminar